Eventos Correlacionados y Probabilidades Condicionadas

Los eventos son correlacionados si el resultado de uno depende del resultado del otro. Así, además, la probabilidad de uno estará condicionada por la ocurrencia del otro.

Ejemplo: Si tenemos un recipiente con una bola roja (R) y dos bolas verdes (V), la probabilidad de obtener una bola verde en el primer intento es de 2/3, mientras que la de obtener una bola roja es de 1/3.  Ahora, la pregunta es ¿cuál sería la probabilidad de obtener una bola verde en el segundo intento? Imaginemos que en el primer intento cogimos una bola verde y no la devolvimos al recipiente, entonces, nos quedaremos con: 1R y 1V. Así, en un segundo intento, la probabilidad de obtener una bola verde será de (1/2). Así, este resultado es CONDICIONADO al resultado obtenido en el primer intento. 


  • Probabilidad condicionada: p(B|A), es la probabilidad de ocurrencia del evento B luego que ha ocurrido el evento A. El evento A es la condición sobre la cual se evalúa la probabilidad del evento B. 

  • Probabilidad conjunta: Es la probabilidad que los eventos A y B (o más eventos) ocurran. La probabilidad conjunta es expresada como p(A y B) o más precisamente p(AB). Un ejemplo, sería la probabilidad de que se obtenga cara al lanzar la primera vez una moneda al aire y cara al lanzar la moneda por segunda vez.

  • Regla general de la multiplicación  (Regla de Bayes): Si resultados A y B ocurren con probabilidad p(A) y p(B), la probabilidad conjunta de los eventos A y B es:
        p(AB) = p(B|A)p(A) p(A|B)pB

Si los eventos A y B son independientes, entonces la pre condición A no tiene influencia sobre el evento B , así p(B|A)=pB y la ecuación anterior queda reducida a p(AB)=pBpA, lo que es igual a la regla de la multiplicación pero para eventos independientes. La regla de la multiplicación es general ya que no es necesaria la independencia de los eventos. 


  • Regla general de la adición: Esta regla nos permite encontrar la probabilidad ocurrencia del evento A o del evento B o de ambos. La regla general de la adición, consiste en tomar la probabilidad de A y sumarla a la probabilidad de B para luego sustraer el evento conjunto de A y B de este total, porque el evento conjunto ya se incluyó tanto en el cálculo de la probabilidad de A y en la probabilidad de B, es decir, p(A È B)= p(A) + p(B) - p(A Ç B).

  • Grado de correlación: El grado de correlación, g, entre los eventos A y B pueden ser expresados como la razón de la probabilidad condicional de B, dado A, dividido por la probabilidad de B.

Si g=1, los eventos A y B son independientes y no se correlacionan entre sí. Si g mayor que 1 los eventos A y B son correlacionados positivamente. Si menor que 1, los eventos A y B son negativamente correlacionados. Entonces, si g=0 y A ocurre, B no ocurre.


  • Regla para la adición de probabilidades conjuntas:  esta regla es útil para calcular la probabilidad de p(B) si se conoce la probabilidad conjunta o la probabilidad condicional:

donde A* significa que el evento A no ocurre. 

Ejemplo: Si el evento B es la lluvia, y si el evento A es que hay nubes y A* es que no hay nubes en el cielo, luego la probabilidad que llueva es la suma de las probabilidades conjuntas de (lluvia, cielo con nubes) más lluvia (cielo sin nubes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario